Lunes: 25-04-2014 Acerca de Comunidad APS | Contacto | Suscribirse al Boletín | FAQ (?) 
Home Comunidad APS
Registrarse | Recuperar clave  
Mi Perfil Mi Comunidad Preguntas Clínicas Blogs Herramientas
 La actividad física regular disminuye la mortalidad global en mujeres postmenopáusicas.
Evidencia Actualización en la Práctica Ambulatoria - Vol. 0 Número 6: Noviembre-Diciembre 1997
01 Diciembre 1997 808 Visitas 0 Comentarios
Ayuda

Kushi L, Fee R, Folsom A, et al. JAMA 1997; 277:1287-1292

Objetivo
Evaluar la asociación entre la actividad física regular y la mortalidad global en mujeres postmenopáusicas.

Diseño
Estudio poblacional de cohortes con 7 años de seguimiento.

Lugar
Estado de Iowa, EE.UU.

Participantes
Mujeres entre 55 y 69 años de edad seleccionadas al azar de la población general que respondieron una encuesta de salud (n= 41.836).

Evaluación de factores de riesgo
El cuestionario incluía preguntas sobre tabaquismo, dieta, alcohol, antecedentes médicos, paridad, historia familiar, peso y altura. Las participantes fueron asignadas a una de tres categorías de acuerdo a sus respuestas sobre intensidad y frecuencia de la actividad física que desarrollaban: leve ( actividad moderada o intensa pocas veces al mes, n= 18.940), moderada (actividad intensa 1/semana o moderada 1 a 4 / semana, n=10.987) o intensa ( moderada actividad > 4 /semana, n=9919)

Medición de resultados principales
Las 2284 muertes ocurridas hasta diciembre 1992 fueron identificadas a través del registro estatal y nacional de defunciones. La causa de muerte estaba codificada según el código internacional de enfermedades (CIE-9). Hubo 1101 casos de cancer, 739 de causa cardiovascular, 150 respiratorias y 237 por otras causas.

Resultados principales
La intensidad y frecuencia de actividad física aún dentro de la misma categoría mostró una relación inversa progresiva con la mortalidad.

                                   Muertes    Personas/año (seguimiento)RR ajustado [IC 95%] *
Actividad física regular si      1518                      157.379                        1.00
                              no       742                      111.811              0.78 (0,71- 0,86)
Indice de act. física    bajo   1309                      126.545                        1.00
                        moderado   519                       74.170               0,77 (0,69-0,86)
                            intenso   415                       67.738               0,68 (0,60-0,77)
* Ajustado por edad basal, menarca, menopausia, paridad, nivel de educación estado civil ,alcohol, tabaquismo, uso de estrógenos, obesidad, historia de cancer, HTA, diabetes,.

Conclusiones
La actividad física regular se asocia con una reducción de la mortalidad global en mujeres postmenopáusicas. Aún la actividad moderada una vez por semana reduce el riesgo de muerte comparando con un estilo de vida sedentario.

Comentario
Más allá de los beneficios generales ya conocidos atribuídos a la actividad física, estos dos estudios demuestran una marcada reducción del riesgo tanto de cáncer de mama como de mortalidad global en mujeres que hacen ejercicio regularmente. En el primero, el efecto protector fue más notable en mujeres premenopáusicas que desarrollaban actividad física regular en forma consistente y en postmenopáusicas delgadas, pero no demostró beneficio en el subgrupo total de postmenopáusicas, en quienes el riesgo de desarrollar cancer de mama se incrementa notablemente.

Los autores destacan que sus resultados son diferentes a un estudio que no encontró asociación entre ejercicio y riesgo de ca de mama porque la mayoría de las participantes eran postmenopáusicas. Si bien el estudio reporta los resultados en términos de RR y reducción de RR, lamentablemente no provee el número de mujeres pre y postmenopáusicas para poder calcular los riesgos absolutos de ca de mama en cada grupo y estimar el impacto global del beneficio atribuible al ejercicio. Los autores especulan con que la actividad física sostenida puede disminuir la secreción de estrógenos y progesterona y, por lo tanto, disminuir a largo plazo la exposición acumulativa de la glándula a la acción carcinogenética de estas hormonas.

El segundo estudio ilustra claramente la relación inversa que existe entre el ejercicio regular y la mortalidad global en mujeres postmenopáusicas, y destaca la consistencia de este hallazgo con el de otros estudios de similar diseño pero de menor tamaño. Este estudio evaluó el grado de actividad de las participantes solo al inicio, sin tomar en cuenta la duración ni las eventuales modificaciones que pudieron haber ocurrido en el tiempo mientras que en el estudio Noruego la categorización resultó de la combinación de 2 encuestas separadas por 3 a 5 años.

Al analizar por causas de muerte, las reducciones más importantes fueron las debidas a causas cardiovasculares y respiratorias, coincidente con otros estudios realizados en hombres, pero no con el de Framingham, en el que no se demostró asociación entre ejercicio y mortalidad cardiovascular luego de 16 años de seguimiento. Las discrepancias entre los distintos estudios pueden deberse no solo a las distintos métodos utilizados para medir el grado de actividad física sino también a las diferencias entre las distintas poblaciones estudiadas.

Los estudios epidemiológicos observacionales son frecuentemente la única fuente de la cual se obtiene información sobre distintos factores de riesgo y el desarrollo de enfermedades o muerte. Bradford Hill definió en 1971 los principios de causalidad que refuerzan la idea de una asociación causal entre la exposición y el riesgo o beneficio estimado en un estudio; de estos los más importantes son: Temporalidad (la exposición debe preceder al evento), Fuerza de asociación (el aumento o reducción del riesgo debe ser clínicamente significativo), Consistencia (demostrar la misma tendencia que otros estudios similares), efecto dosis - respuesta y plausibilidad biológica.

Ambos estudios comparten detalles metodológicos que fortalecen sus conclusiones: 1) Son cohortes prospectivas y poblacionales numerosas (participantes elegidas a través de encuestas a la población general seguidas en el tiempo), 2) La reducción del riesgo de 20 a 60% asociada a la actividad física es muy importante para un fenómeno multicausal 3) La asociación es consistente con otros estudios, 4) Presentan gradiente dosis - respuesta (a mayor actividad menor riesgo) y 5) la asociación esta sustentada por fenómenos que tienen explicación fisiopatológica, es decir, son plausibles biológicamente. En resumen, la actividad física es claramente beneficiosa y estos resultados no hacen más que confirmar y reforzar la necesidad de insistir con el consejo sobre ejercicio regular a toda mujer independientemente de su edad.

Ver glosario


Autores

Dr. Rubinstein, Fernando
Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria
Hospital Italiano de Buenos Aires



REFERENCIAS
• c:\FORO_CONVER\EVIDENCIA\CONV_LINKS\22cita.txt -
• c:\FORO_CONVER\EVIDENCIA\CONV_LINKS\23cita.txt -
• Leon A, Connet J, for the MRFIT research group. Physical activity and 10.5 year mortality in the Multiple Risk factor Intervention Trial. Int J Epidemiol. 1991;20:690-697. -
• Hill B. Principles of medical statistics. New York: Oxford University press, 1971. -
Valorar
24
¿Tema inapropiado? Enviar por email Debe estar logueado
Dejar un comentario
 

 

Programa de Educación Continua en Salud Familiar, Ambulatoria y Comunitaria.
• Cursos PROFAM
• MANUAL
Artículos destacados de acceso libre y gratuito desde el momento de su publicación.
• Ingreso de alumnos al Campus
• Cursos PROFAM
• Cursos Fundación MF
• Cuerpo docente
• Misión
• Salud Comunitaria
• Educación e Investigación

¿Cómo seguirnos ?
Canal de Noticias RSS  

AllTrials logo
Home
Acerca de la Comunidad
Contacto
Preguntas Frecuentes
Registrarse
Preguntas Clínicas
Blogs
Herramientas
Mi Comunidad
Mi Perfil
Copyright Fundación MF
Todos los derechos reservados

Diseño:    Desarrollo: